Tu cuerpo aún respira vacaciones. Pies descalzos llenos de arena de playa, días infinitos, sobremesas eternas, charlas con los amigos, un té Laqtia frío… y de repente, llega el temido momento. Hay que volver a la realidad. Hay que volver al trabajo.

 

En Laqtia te damos algunos consejos para hacer más llevadera la vuelta al trabajo:

  • Disfruta de la vida. Sabemos que estás pensando qué tiene de bueno volver al trabajo, pero ¿Has pensado todas las cosas positivas? Reencontrarte con colegas que te sacan una sonrisa por las mañanas, nuevos proyectos y metas, la rutina (si, si la rutina tiene cosas buenas). Además las vacaciones no tendrían el gran significado que tienen si no hubiera período profesional. Sonríe.
  • Ponte metas a corto plazo. Septiembre, junto enero, es un mes de buenos propósitos.  Adelgazar, apuntarse al gym, aprender idiomas, hacer la colección de macramé del kiosko…   Seamos realistas. Ponte objetivos que sepas que puedes cumplir, si no la frustración de no mantenerlos te hará sentir peor.
  • Busca momentos para ti. Una de las mejores cosas que tienen las vacaciones es disfrutar de esos pequeños momentos para disfrutarlos. Intenta incorporarlos en tu día a día laboral. Por ejemplo, desayuna leyendo el periódico o dedícate unos minutos de meditación antes de salir de casa.
  • Haz alguna escapada de fin de semana. Porque las vacaciones también se pueden disfrutar fuera de los meses de julio y agosto. Planear un viaje motiva a la hora de volver al trabajo. Busca alguna oferta que te estimule y te lleve de vuelta a la desconexión.
  • Si tienes pequeños, piensa que su vuelta al cole también te dará un respiro, porque, confiésalo, ya no sabes qué hacer con ellos. Benditos profesores.

    Si con todos estos consejos sigues de bajón, nuestra última recomendación es que comiences cada día con un Laqtia. Te dará las energías que necesitas y por qué no decirlo hará que empieces tu día con un buen sabor de boca. Ánimo, las próximas vacaciones están tan cerca como tú quieras.