La leche es uno de los alimentos más completos que existen. Fuente de calcio, grasas, hidratos de carbono, magnesio, fósforo y proteínas, su consumo es imprescindible para un correcto desarrollo y para la prevención de determinadas enfermedades asociadas a carencias nutricionales. Y no solo eso, está probado que beber leche a diario favorece la formación de nuevos tejidos, sirve para neutralizar la acidez estomacal, para ayudar en la eliminación de ácido úrico y para facilitar el crecimiento de la flora bacteriana intestinal, a la vez que evita el desarrollo de gérmenes patógenos.

Sin embargo, la leche tiene diferentes beneficios dependiendo de tu edad, así que, si quieres saberlos, lee el siguiente post y conoce todo lo que la leche puede hacer por ti.

Embarazo y lactancia

El embarazo y la lactancia son las etapas más importantes en la vida de cualquier ser humano. Es en estas fases cuando el cuerpo necesita dosis más altas de vitamina B12, hierro, magnesio, proteína, fósforo, calcio y riboflavina, que están presentes en la leche.

 

 

Niños y adolescentes

Un buen desarrollo físico y mental se consigue durante la infancia y la adolescencia, etapas en las que las aportaciones de hierro y calcio son fundamentales. La leche contiene grandes cantidades de estos elementos y ayuda a crear un sistema inmune fuerte, a desarrollar el cerebro y a evitar la anemia.

 

 

Adultos

Cuando una persona llega a su edad adulta se debe preocupar por mantener un buen estado de salud y por prevenir enfermedades crónicas. Dado que la masa ósea máxima no se alcanza hasta la treintena, es muy importante cubrir las necesidades de calcio, vitamina D y proteínas en ese momento y, así, prevenir posibles osteoporosis. Además, la leche ayuda en la prevención de enfermedades cardiovasculares, así como a controlar la tensión.

 

 

En definitiva, la energía, los minerales y las vitaminas que aportan la leche mejoran las defensas del organismo y sus proteínas mantienen el cuerpo fuerte y saludable. Por tanto, es un alimento esencial que nos ayuda a conservar una salud de hierro y a afrontar el día con energía y optimismo.

Así que si quieres mantener tu cuerpo en plena forma, no olvides tomar todos los días tu leche Laqtia ¡tu salud te lo agradecerá!