Te levantas a las 7 de la mañana tras una noche espantosa, no es de día y aún te queda toda la semana de trabajo por delante. Vas a la cocina pero ¡No te queda café! El día empieza mal.

Subes al coche, te encuentras un atasco de 40 minutos y para colmo cuando llegas a la oficina te encuentras la cara agria del jefe señalando el reloj (todo esto sin haber tomado tu café diario).

Comienzas a trabajar como un loco hasta que llegan las 11:00 y el cansancio y el sonido de tus tripas hacen que todas las miradas vayan hacia tu mesa de trabajo pero… ¡Eh, tienes una máquina con Laqtia en el pasillo de al lado! Vas hacia ella y eliges la bebida Laqtia que más te gusta.

En Laqtia te contamos los beneficios de hacer un Laqtia break en el trabajo:

  • Desconectar de los equipos electrónicos: descansar del móvil, el portátil, el teléfono de la oficina… y volver a estar en contacto con la realidad.
  • Reduces el estrés y obtienes nuevas ideas: si tu trabajo tiene una parte creativa, hacer un parón hará que te liberes del estrés y puedas tener ideas nuevas y originales. Las mejores ideas vienen acompañadas de un Laqtia en mano.
  • Establecer relaciones con los compañeros: ¿A quién no le gusta un cotilleo? En las máquinas de Laqtia de tu oficina se producen unos corrillos que ya quisieran muchos programas del corazón y te enteras de la ex – mujer de uno, de otro… e incluso puedes conocer gente nueva para llevar a cabo nuevos negocios y proyectos.
  • Organizar las tareas diarias: Ahora que estás en tu Laqtia break tienes tiempo a pensar en las tareas que te faltan en el día y organizarte de forma eficaz para no estresarte y acabar todo tu trabajo.

Un Laqtia break a tiempo puede ser la salvación a un día que empieza desastroso y terminarlo con una sonrisa y tu Laqtia de la mano. En muchas ocasiones es mejor hacer un descanso en el trabajo para despejar la mente y poder llevar a cabo tu trabajo con mejor humor. Siempre que haya Laqtia tendrás un mejor día.