¿Os habéis parado a pensar alguna vez de donde viene la palabra café? Parece que si pedimos un café cualquiera nos entiende, y da igual si lo hacemos en Francia que en Italia, pero existen multitud de maneras de decir café en el mundo, y resulta que su nombre ha cambiado muy poco desde que nació.  

 

El origen del café

El café se descubrió en Etiopía alrededor del siglo VII y su comercialización se extendió rápidamente por el mundo árabe. Se cree que su origen etimológico viene de la planta del cafeto que fue descubierta en Kaffa, una región de Etiopía, pero poco después en Turquía Kaffa se convirtió en Kahveh, y fueron los turcos los que lo introdujeron en el mercado europeo.

 

¿Cómo pronunciamos la palabra “café”?

Por regla general la palabra “café” se pronuncia del mismo modo en diferentes idiomas, a diferencia de su escritura en la que varía generalmente la “c” por la “k”. Aunque en cada parte del mundo se dice diferente, es verdad que todos los términos descienden del término Kaffa. A continuación os mostramos una lista de la palabra “café” en diferentes idiomas:

Aleman: Kaffee

Inglés: Coffee

Japonés: Kebi

Árabe: Qahwa

Swahili: Kahawa

Croata: Kapa

Italiano: Caffe

Danes: Kaffe

Finlandés: Kahui

Latin: Coffea

Francés: Café

Griego: Kafeo

Holandés: Koffie

Chino mandarín: Ka-fei

Ruso: Kofe

 Si te consideras cafetero y además te gusta viajar, ya sabes como puedes pedir tu ansiado Laqtia en cualquier parte del mundo.